Marketing de Contenidos

Marketing de Contenidos

El marketing de contenidos forma parte del Inbound Marketing y es el arte de entender exactamente qué necesitan saber los usuarios para entregárselo de forma pertinente y convincente. En otras palabras, consiste en crear y distribuir contenido relevante para clientes y potenciales clientes con el objetivo de atraerlos hacia la empresa y conectar con ellos. No es, por tanto, contenido promocional sino útil y relevante para los usuarios y para la empresa que ha de ser aportado mediante formatos adecuados.

Se entiende por contenido cualquier tipo de publicación ya sea:

  • Social(posts, tuits, actualizaciones en redes sociales, etc.)
  • Online(newsletter e-books, etc.)
  • Papel(revista corporativa, etc.)
  • Multimedia(vídeos, podcasts, etc.)

De acuerdo con el Content Marketing Institute el marketing de contenidos puede definirse como:

Un enfoque estratégico del marketing centrado en la creación y distribución de contenido relevante, oportuno y coherente para atraer y retener a un mercado claramente identificado y, finalmente, generar acciones rentables de los clientes.

Diferencias con una estrategia de contenidos

Aunque se utilizan de forma similar, son conceptos diferentes:

  • Marketing de contenidos: cómo generar conversación alrededor del contenido, es decir, cómo usarlo para atraer la atención, compromiso y participación. Cercano al trabajo de la comunicación y el marketing tradicional.
  • Estrategia de contenidos: procesos para estructurar, organizar, gestionar y crear el contenido. Qué decir (mensajes, temas, puntos de vista, etc.), a quién y cómo expresarlos.

Beneficios del Marketing de contenidos

El marketing de contenidos, además de crear un valor único que eleva la visibilidad de una marca, permite entregar a las audiencias información consistente y valiosa para ganar su lealtad.

  • Diferenciación frente a la competencia: El Marketing de Contenidos permite a las empresas llegar antes que la competencia a sus clientes, si ésta no tiene creada una estrategia basada en los contenidos.
  • Segmentación: No todo el mundo compra todos los productos. Con el Marketing de contenido, las empresas se dirigen únicamente a aquellos clientes potenciales que ya están interesados en sus productos, sin molestar a nadie que, en principio, no lo están.
  • Credibilidad: La confianza llega cuando los contenidos publicados son fruto de la experiencia y la profesionalidad y por tanto se convierten en información cualificada y referencia del sector.
  • Vínculo:La mentalidad comercial actual se parece mucho a la mentalidad comercial anterior a la masificación urbana, donde los comercios como los clientes pensaran que la única relación posible entre ambos era la de la compra-venta. Ahora, crear vínculos más allá de la transacción económica es fundamental para fidelizar clientes. En este sentido las Redes Sociales son determinantes.
  • Posicionamiento: El Marketing de Contenidos permite llegar con un bajo costo a clientes potenciales a través de las búsquedas que realizan en la web.

 

 

Compartir esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *